1989 / La Última Cena de San Camilo

 

A fines de 1989 las Yeguas del Apocalipsis visitaron durante varias semanas la calle San Camilo, un conocido centro de comercio sexual de la ciudad, con la intención de realizar una intervención junto a las travestis del lugar. Años más tarde en una de sus crónicas Pedro Lemebel describe la Calle San Camilo como un perdido reducto del travestismo prostibular que desaparecía en Santiago, haciendo referencia así, al VIH-sida que afectó irreversiblemente a la población prostibular. En ese contexto, las Yeguas del Apocalipsis realizaron una escenificación del cuadro La Última Cena de Leonardo da Vinci, inspirados en un tapiz de corte kitsch, que colgaba en el comedor del prostíbulo. Se trataba de una versión travestida de los apóstoles y de la figura de Cristo, representada por “la Doctora” (regenta del prostíbulo). Esta última, dirigiendo la escena anuncia: “Esta es la última cena, la última cena de este gobierno. Este es mi cuerpo, esta es mi sangre”, repartiendo el vino y el pan entre los apóstoles travestidos. La performance terminó en una celebración con vino y baile, y con la interpretación de Francisco Casas de una versión del tango de Libertad Lamarque: “Malena canta el tango”. La escenificación de la Última Cena fue registrada por la artista audiovisual Gloria Camiruaga y por la fotógrafa Leonora Calderón, quienes posteriormente produjeron y editaron el video-arte titulado Casa Particular.

[Siguiente –> Casa Particular]

Scan-110731-0001WEB-2bb

Ultima-cena-web-2

Registro: Gloria Camiruaga / Leonora Calderón

 



error: Content is protected !!